lunes, 6 de noviembre de 2006



PUBLICIDAD DE VALENTINO «V» POUR HOMME


Un día, siendo joven, me marché;
vagando sin rumbo perdí mi camino;
me sentí rico al hallar un amigo,
pues el Hombre es el solaz del Hombre.

Un día jugando en el campo colgué
en un feo espantapájaros mi ropa;
vestido parecía en verdad un duque,
pero un hombre desnudo no es nada.

El abeto muere en el triste valle,
su corteza y su madera para nada sirven;
el hombre sin amor es como ese árbol,
¿para qué ha de vivir más?

El tizón con el tizón se enciende y arde;
el fuego nace del fuego;
el hombre recibe del hombre el calor de su palabra.
ESTANCIAS DE ODÍN. PERÍODO VIKINGO. 800-1000, ISLANDIA