diciembre 2006


Diccionario de la lengua española © 2005 Espasa-Calpe S.A., Madrid:
necio,cia
1. adj. Ignorante: no seas necio y estudia; te vendrá bien para el día de mañana.
2. Imprudente; terco y obstinado.
3. [Cosa] ejecutada con imprudencia, ignorancia o presunción: frase necia.
‘necio’ también aparece en estas entradas:
atrocidadbarbaridadboloboludobrutochaladochorracretinodelirioestúpidofatuidadfatuoguajoloteineptolesomamelucomastuerzomendrugomentecatomerluzonecedadsalvajesandezsandiotocho

– Uno nunca debe rechazar las palabras que no le gustan.
– El que da una patada en el culo siempre avisa.
– ¿Quién puede predecir lo que pasa si uno evita que pase lo que se ve venir?
– Contrarrestar el efecto de una persona que trae malas intenciones es difícil. La mala intención sólo busca el momento oportuno para manifestarse en todo su esplendor.
– La tristeza es algo que toma mucho tiempo para instalarse dentro de uno.
– Su casa era como ella, quería ser de una manera y era de otra, quería ser grande y era pequeña.
– Hay una forma de mansedumbre que inquieta.
– Eres como un cuchillo, no puede una acercarse a ti.
– La felicidad o la desgracia es algo con lo que se nace, como con una mancha en la piel.
– El éxito no acaba de residir en destrozar al otro y alegrarse, sino en parecer dolido por tu superioridad.
– Todo cuanto hasta aquí he hecho tiene que ver con la casualidad, con la pereza o con la inercia. La casualidad es una ráfaga de viento y la inercia una corriente. La pereza es el mar.
– El cuerpo es necesario para retener el espíritu.
– El placer inquieta y la suerte extermina.
– Llega un momento en que una ya sabe dónde prefiere ser infeliz y con quien.
– Dejarse tentar por el demonio es un modo de llamar a Dios, el más desesperado quizás.
– Enlazados por el amor o por la necesidad, con los ojos brillantes por esa extraña mezcla de temor y valor que ilumina todo pasado, por oscuro que éste sea, y matiza todo futuro, por luminoso que a veces pudiera parecer.

LUISA CASTRO “PODRÍA HACERTE DAÑO”

Los buenos marineros no se forjan con la mar en calma

Página siguiente »