Y fué una noche de septiembre
que el mundo se paró
y sólo nos bajamos ella y yo
espérese un momento jefe
le dije al conductor,
pero él nos hizo un guiño y se marchó.

Y fue enfrentar los ojos, batalla de sonrojos
preso el pirata de la novata
sonrisa plateada de niña enamorada
donde te siento no cambia el viento.

Igual que ocurre en “2001″
de fondo sonó un vals
y yo oportuno te saqué a bailar
después de 9 ó 10 compases
llegué a la triste conclusión
de que yo bailo mal y tu peor

Lo malo compartido le fue bien a Cupido
de una saeta dos en brocheta
Simún huracanado que sopla en mi costado
donde te siento no cambia el viento

Igual que Actinia y Ermitaño
pasean por el mar
recorreremos en simbiosis
terreno sideral

Y súbete a mis hombros
que hay mucho por andar
y hazme caricias en el cuello
que yo me ocuparé de caminar
CÓMPLICES