Demasiada luz efímera no alcanza a iluminar tantas tinieblas