“Todos nos mentimos a nosotros mismos, nos decimos que controlamos nuestro destino, que podemos influir en nuestros hados. Pero… ¿realmente podemos elegir cuando elevarnos… o cuando caer? ¿O hay alguna incierta fuerza más poderosa que nosotros que nos empuja en cierta dirección? ¿La evolución nos lleva de la mano, nos apunta la ciencia la dirección correcta? ¿O es Dios que interviene, y nos salva de esa evolución?”

“Puedes correr muy lejos y borrar tus huellas. Pero, ¿Has escapado realmente? ¿Puedes llegar a escapar algún día? O quizá es verdad que no posees ni la voluntad ni la astucia para escapar al destino. Pero el mundo no es pequeño. Tú lo eres. Y el destino te persigue, donde quiera que te encuentres.”

“Somos lo que nuestros miedos, nuestros demonios interiores hacen de nosotros. Para seguir el camino que nos depara el destino, tenemos que vencer a esos demonios, sean familiares o desconocidos.”

“Para sobrevivir en este mundo mantenemos cerca de nosotros aquellas personas de las que dependemos, a las que confiamos nuestros miedos y temores, nuestras ilusiones y esperanzas.
Pero, ¿Qué ocurre cuando perdemos esa confianza? ¿Dónde podemos huir cuando las cosas en que creemos se desvanecen delante de nuestros ojos?”

“Qué convierte a un hombre en lo que es? ¿Son las peores cosas que ha hecho o son las mejores cosas que quiere ser? Cuando te encuentras en la mitad de tu vida y estás aún muy lejos de tu destino ¿Cómo vas de la persona en la que te has convertido a la que podrías haber sido?”

HÉROES