“No podrás evitar que los pájaros de la preocupación y la inquietud vuelen sobre tu cabeza. Pero erez capaz de impedir que aniden en tus cabellos”