noviembre 2007



Today is the last day that I’m using words
They’ve gone out, lost their meaning
Don’t function anymore

Let’s, let’s, let’s get unconscious honey
Let’s get unconscious honey

Today is the last day that I’m using words
They’ve gone out, lost their meaning
Don’t function anymore

Traveling, leaving logic and reason
Traveling, to the arms of unconsciousness
Traveling, leaving logic and reason
Traveling, to the arms of unconsciousness

Chorus:

Let’s get unconscious honey
Let’s get unconscious
Let’s get unconscious honey
Let’s get unconscious

Words are useless, especically sentences
They don’t stand for anything
How could they explain how I feel

Traveling, traveling, I’m traveling
Traveling, traveling, leaving logic and reason
Traveling, traveling, I’m gonna relax
Traveling, traveling, in the arms of unconsciousness

(chorus)

And inside we’re all still wet
Longing and yearning
How can I explain how I feel?

(chorus)

Traveling, traveling (repeat twice)
Traveling, traveling, in the arms of unconsciousness

And all that you’ve ever learned
Try to forget
I’ll never explain again
MADONNA, BEDTIME STORY

Anuncios


La hora más oscura es cuando está por amanecer…


Porque te tengo y no
porque te pienso
porque la noche está de ojos abiertos
porque la noche pasa y digo amor
porque has venido a recoger tu imagen
y eres mejor que todas tus imágenes
porque eres linda desde el pie hasta el alma
porque eres buena desde el alma a mí
porque te escondes dulce en el orgullo
pequeña y dulce
corazón coraza

porque eres mía
porque no eres mía
porque te miro y muero
y peor que muero
si no te miro amor
si no te miro

porque tú siempre existes dondequiera
pero existes mejor donde te quiero
porque tu boca es sangre
y tienes frío
tengo que amarte amor
tengo que amarte
aunque esta herida duela como dos
aunque te busque y no te encuentre
y aunque
la noche pase y yo te tenga
y no.
MARIO BENEDETTI


Cuando emprendas tu viaje a Itaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias.
No temas a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al colérico Poseidón,
seres tales jamás hallarás en tu camino,
si tu pensar es elevado, si selecta
es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo.
Ni a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al salvaje Poseidón encontrarás,
si no los llevas dentro de tu alma,
si no los yergue tu alma ante ti.
Pide que el camino sea largo.
Que muchas sean las mañanas de verano
en que llegues -¡con qué placer y alegría!-
a puertos nunca vistos antes.
Detente en los emporios de Fenicia
y hazte con hermosas mercancías,
nácar y coral, ámbar y ébano
y toda suerte de perfumes sensuales,
cuantos más abundantes perfumes sensuales puedas.
Ve a muchas ciudades egipcias
a aprender, a aprender de sus sabios.
Ten siempre a Itaca en tu mente.
Llegar allí es tu destino.
Mas no apresures nunca el viaje.
Mejor que dure muchos años
y atracar, viejo ya, en la isla,
enriquecido de cuanto ganaste en el camino
sin aguantar a que Itaca te enriquezca.
Itaca te brindó tan hermoso viaje.
Sin ella no habrías emprendido el camino.
Pero no tiene ya nada que darte.
Aunque la halles pobre, Itaca no te ha engañado.
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,
entenderás ya qué significan las Itacas.
C. P. Cavafis. Antología poética.

Lectura de la boda de Revann y su chico, Uriondo


“¡Juraría que ese conde es un vampiro!-exclama el profesor Van Helsing cuando al día siguiente Mina le refiere su encuentro con el misterioso ser-. No me extrañaría que su enamorado conde intentara visitarla nuevamente. ¡Qué oportunidad para tenderle una emboscada! Deberá usted distraerlo hasta el amanecer. El monstruo no se atreverá a dañarla, la ama desde siempre, es un amor de siglos.”

Esas palabras resuenan como una campana en la mente de la joven cuando esa noche recibe al sombrío visitante que lentamente se apodera de su voluntad.

Del mismo modo que las moscas ignoran la existencia de las arañas antes de caer prisioneras en sus redes, la temeraria Mina Murray se desliza inconscientemente por una trama de peligrosos acontecimientos. Advertida de los riesgos a los que se expone, Mina confía en la proximidad del profesor Van Helsing, que aguarda oculto en otro cuarto de la casa.

Mediante el poder narcótico de sus palabras, el conde la envuelve suavemente hasta dejarla indefensa como un insecto en los plateados hilos del arácnido.

TEXTO E ILUSTRACIONES DE LUIS SCAFATI


“He dejado de quererte. Desde ahora, desde hace un rato, no puedo mentir ni decir la verdad. Ahora ya no te quiero. Adios, te habría querido para siempre.”
ALICE (Natalie Portman) a Dan (Jude Law), en CLOSER

« Página anteriorPágina siguiente »