Me cuesta creer que tras esperarte 3 años, hayan bastado 3 días para que lo prefieras a él.