“Dice la tradición que cuando alguien tiene un secreto que no puede confesar y que le angustia ha de ir a lo profundo de un bosque, practicar un agujero en un árbol, susurrar el secreto dentro y taparlo con barro.”
2046