“Puesto que cada una de sus palabras es encantadora, es libre de decir lo que se le antoje. De manera similar, puesto que todo cuanto hace debe de ser encantador, es libre de hacer lo que se le antoje. El problema estriba en que ya no es una niña. Y eso deja un regusto inquietante”

J.M. COETZEE, “Diario de un mal año”
Fotografía de Elliot Erwitt

Anuncios