«De manera que todos los días aprendes algo, también puedes desaprender algo. Esto forma parte del autoconocimiento: deshacer los nudos del estrés que has padecido a lo largo del día. Son momentos de renovación. Es una disciplina que se tiene que adquirir desde la infancia: aprender a liberarse de las cosas que no te sirven, reconocer una emoción cuando vuelve a surgir…»

«El amor es difícil de gestionar. No hay una solución eterna para cada cosa pero, en el amor, comprender ciertos roles, actitudes y proyecciones ayuda en la relación de pareja: soltar lastre, no agobiar, reinventar.»

«Lo opuesto al amor no es el odio, sino el desprecio. Y los celos, exceso de posesión. Tenemos tendencia a acaparar, y el otro nos invita a compartir su vida, no a arrollarla»

ELSA PUNSET, «Brújula para navegantes emocionales»,
Ed. Aguilar