El juego ha evolucionado. Todo parece complicado y vuestras fuerzas son antagónicas. Los sentimientos en muchas ocasiones derivan de una actitud y la actitud viene condicionada por la necesidad. La necesidad es carencia y toda carencia implica ausencia. Vacío.

Si alguien se asoma a su borde, el vacío se transforma en abismo, el abismo genera miedo. El miedo nos aleja de la realidad, nos sumerge en la pesadilla. En esa pesadilla la vida es imposible, es un campo de minas en el que nuestra cordura está sometida a un constante peligro.

Amamos en peligro. La comodidad es siempre el peor de los riesgos, el que menos trabajo nos cuesta asumir y el que más lejos de la realidad nos lleva. No creas que por amar, el hombre está condenado a la desdicha. La desdicha es no poder recibir ni dar nada a cambio de lo que la vida nos quita y nos pone. Es un intercambio cruel, casi caníbal. Caníbal es el dolor y el miedo que nos ata a él.

La felicidad absoluta es cosa de estúpidos. Si doy por buena esta afirmación también daré como buena la siguiente afirmación. La desdicha absoluta es de estúpidos. En tu vida se mezclan las cosas buenas y las malas. Todo se mezcla y la mezcla nos obliga a asumir que casi todo es relativo. Tus desgracias y tus dichas se visten de forma muy diferente para según que cosas.

Anuncios