“La memoria es una fuerza actuante del alma; y el alma se desprende misteriosamente de pasajes de nuestra vida que creíamos esenciales mientras los vivíamos, pero que el tiempo convierte en excedentes y superfluos, a la vez que magnifica otros que, a simple vista, juzgaríamos triviales y perecederos”.
JUAN MANUEL DE PRADA, EN SU COLUMNA “ANIMALES DE COMPAÑÍA”, XLSEMANAL Nº 1.085

Anuncios