FOTOGRAFÍA DE NICK VEASEY
Nada está equivocado en el sexo puro y simple. Es natural.
No hay necesidad de esconderlo detrás de la hermosa palabra “amor”. No hay necesidad de crear una nube de romance alrededor de él.
Debería ser un fenómeno puro: dos personas que, en un momento, sienten que quieren comunicarse en un nivel más profundo. Eso es todo.
Sin obligación, sin deber, sin compromiso a través de él. El sexo debe estar lleno de juego de y de plegaria.
BHANWAN SHREE RAJNEESH, OSHO, EN EL LIBRO “TANTRA, SEXUALIDAD SAGRADA”