Si volviera a nacer, si empezara de nuevo,
volvería a buscarte en mi nave del tiempo.
Es el destino quien nos lleva y nos guía,
nos separa y nos une a traves de la vida.

Nos dijimos adiós y pasaron los años,
volvimos a vernos una noche de sábado,
otro país, otra ciudad, otra vida,
pero la misma mirada felina.

A veces te mataría, y otras en cambio te quiero comer,
ojillos de agua marina.

Cómo hablar, si cada parte de mi mente es tuya
y si no encuentro la palabra exacta, cómo hablar.
Cómo decirte que me has ganado poquito a poco
tú que llegaste por casualidad, cómo hablar.

Como un pajaro de fuego que se muere en tus manos,
un trozo de hielo deshecho en los labios,
la radio sigue sonando, la guerra ha acabado,
pero las hogueras no se han apagado aún.

Cómo hablar, si cada parte de mi mente es tuya,
y si no encuentro la palabra exacta, cómo hablar.
Cómo decirte que me has ganado poquito a poco,
tú que llegaste por casualidad, cómo hablar.

A veces te mataría y otras en cambio te quiero comer,
me estás quitando la vida, cómo hablar…
La canción
Ilustración de Rush Mills

Anuncios