Cuentan las leyendas en África que el baobab era uno de los árboles más bellos del continente, admirado por todos por su follaje y sus flores. Su vanidad creció tanto que los dioses le castigaron, enterrando sus ramas y dejando a la vista sus raíces. Por eso se dice que el baobab es un árbol que crece al revés.

Hallado en el catálogo de juguetes de Dideco

Anuncios