cien-pies

Los componentes de una pareja que mantenían su relación a distancia le arrancaban una pata al ciempiés de la imagen cada vez que podían verse. Planeaban dar un paso más, pero su amor se acabó cuando al peluche le quedaban extremidades. El muñeco se exhibe ahora, junto con otros objetos donados por personas cuyos romances terminaron, en el itinerante Museo de las Relaciones Rotas, que desde ayer 8 de Enero está instalado en Singapur.

La foto es de Rina Ota. Y la noticia es de la Agencia Reuters

Anuncios