070109-pulsar-nebula_big

Una estrella agonizante que gira movida por el estallido de su anárquica energia, como un faro con un par de rayas de speed encima. Una estrella del tamaño de una ciudad, una ciudad del tamaño de una estrella, girando sin parar y cuyo canto fúnebre es captado por un receptor de radio años luz más tarde, como un mensaje grabado que nadie oyó y que sigue lanzándose al infinito a través del tiempo. El amor y la pérdida.

Ella me quiso, durante las cuarenta semanas que fui su cautiva o ella la mía. Éramos la tierra conquistada de la otra. Competíamos en poder y en impotencia. Éramos el trueque y el premio, aquello por lo que jugábamos y lo que perdimos. El dado oscuro, un dos y un uno, el uno se convirtió en dos y luego el dos se convirtió en dos unos. Un reino perdido en una sola tirada.

JEANETTE WINTERSON “Planeta Azul”

Anuncios