enero 2009


bacon

Francis Bacon en el Prado (Madrid) hasta el 19 de Abril.

“La mayor parte de un cuadro siempre es convención, apariencia y eso es lo que intento eliminar de mis cuadros. Busco lo esencial, que la pintura asuma de la manera más directa posible la identidad material de aquello que representa. Mi manera de deformar imágenes me acerca mucho más al ser humano que si me sentara e hiciera su retrato, me enfrenta al hecho actual de ser un ser humano, consigo una mayor cercanía mientras más me alejo”

mood-board1

– Una colección de imágenes, croquis, materiales, colores y conceptos para describir emociones.

– Un panel de inspiración

– Una hoja de estilo. En ella creamos un ambiente a base de imagenes, palabras, colores, texturas, tipografías, con una explicación de lo que queremos transmitir y a quien. Así, rápidamente podemos ayudar a hacerse una idea de nuestras intenciones estílisticas a cualquier persona. Normalmente se da uso a las moodboards en márketing, pero si lo miramos friamente, puede ser un complemento perfecto, para los inicios de un proyecto.

Visto por vez primera en el blog de Alexandra

walker-evans2Exposición de fotografías de Walker Evans en la Fundación Mapfre
Avda. Gral. Perón, 40, Madrid
Hasta el 22 de Marzo

flOw, para Playstation 3

postal-rapa-nui

Spikkers me tomó la mano y rodeó la isla conmigo hacia el lugar donde había tenido lugar la tala del árbol. Yo estaba tan molesto con aquel episodio como lo había estado con el de los Ídolos y le apremié a que me diera una explicación.

Resultó ser una historia horripilante.

En “épocas pasadas” el dios HaceHace había llenado la isla de bosques, arroyos, peces y aves para que ningún hombre pasara necesidad. En semejante abundancia desembarcaron los Ancestros a bordo de sus barcos, construyendo casas y lugares donde celebrar sus ceremonias y viviendo sólo fieles a los dictados del Hombre Blanco: el Ariki Mau.

Se precisaba madera para alimentar las hogueras y la construcción, y tierra para los plátanos, las bananas y las diversas cosechas. Una a una, se talaron las palmeras, tan arracimadas que un hombre tenía que pasar entre ellas de costado, hasta que, poco a poco, las aves marinas dejaron de visitar la isla y la lluvia cesó y el suelo se deshizo y se quemó, y la tierra se convirtió en polvo rojo en el que nada crecía.

Spikkers señaló a los Ídolos y me describió con gestos que habían extraído las magníficas piedras de la cantera en trineos de madera, y que todas las palmeras tuvieron que emplearse como raíles para transportar la piedra hasta la costa, y que la labor de horneo y el tallado requería aún mayores cantidades de madera y que nadie soñó jamás que la madera que había desaparecido jamás volvería a aparecer.

– ¿Debo entonces creer que una isla en la que abundaba todo lo necesario ha quedado reducida a este terreno baldío simplemente a causa de la creación de un Dios de piedra y de su posterior destrucción? – pregunté.

Spikkers asintió.

JEANETTE WINTERSON “Planeta Azul”

iphone-peque   Song for Sophie (Aura)

« Página anteriorPágina siguiente »