Istanbul-OrtakoyMosque
Desde donde estoy tumbado pienso que lo que me hace tan infeliz es que la ciudad esté llena de gente, avejentada y sucia. El hecho de que en Estambul todo se haya quedado a medias a causa de cualquier derrota ha convertido a la ciudad en un lugar incompleto. A pesar de la occidentalización que sugieren los carteles de las calles y los nombres de las tiendas, revistas o empresas, la mayoría tomados del inglés o del francés, la ciudad no vive como habla. Tampoco vive como sugieren la multiplicidad de mezquitas y alminares, las llamadas a la oración y la Historia. Todo se ha quedado a la mitad, todo es insuficiente y perfecto.
Orhan Pamuk, “Estambul, ciudad y recuerdos”

Anuncios