Pido la palabra en nombre de las brujas y las hadas,
de los monstruos y los héroes,
de las bellas y las bestias,
la que gira en la llave de las fortalezas,
la que guardas en la punta de la lengua.
Pido la palabra donde tú y yo habitamos,
la recién hecha en tu boca,
la que vale más que mil imágenes
la palabra que viene a completarme.
Pido la palabra, tu palabra, sus palabras.
Pido todas las palabras que guarda tu memoria
Y que tejas para mí una historia que se atreva
a empaparme como lluvia de noviembre en la esquina de mi calle
en el bar de abajo
en el salón de casa
a la sombra del teatro
y a los pies de mi cama.
Pido la palabra que nace del silencio.
Pido la palabra con que comienza un cuento.

Anuncios