Ayer es historia, mañana es un misterio, pero hoy es un regalo. Por eso se llama “presente”.

Escaparate de MIKIMOTO, en Ginza (Tokio)

Enviado desde mi iPhone

Anuncios