La fotografía es de Ryan Spring
La música, de The Hurts (cover de Kylie Minogue)