La poesía sirve para gritar lo que no puedes gritar sin que nadie se entere.
La fotografía es de Chema Madoz