“Nada abreviaré que deba sucederme, ni la pena ni el éxtasis, para que cuando sea vieja tenga como deleite la detallada historia de todos mis días”

Angeles Mastretta“Ninguna eternidad como la mía”