agosto 2007



Nunca se me dio demasiado bien poner las cartas sobre la mesa,
nunca se me dio demasiado bien
Y ahora nos volvemos a encontrar y me preguntas que tal me va

Quisiera ser capaz, decirte la verdad,
decirte que me va realmente mal,
no te logré olvidar, ni lo intente quizás
Quisiera ser capaz mirarte y no temblar,
decirte que aun nadie me volvió a besar,
no te logré olvidar, ni lo intenté quizás.

Y en lugar de eso, sonrio y tiemblo,
y te cuento que ya acabe la facultad,
me puse a trabajar y, me volvi a enamorar
Y en lugar de eso, sonrio y pienso
porque no seré capaz de decir la verdad.
Te pierdo una vez más

Quisiera ser capaz, decirte la verdad,
decirte que me va realmente mal,
no te logré olvidar, ni lo intenté quizá
Quisiera ser capaz mirarte y no temblar,
decirte que aun nadie me volvió a besar,
no te logré olvidar, ni lo intenté quizás.

Y ahora me quedan dos opciones,
quedarme quieta o echar a correr,
y me pongo a correr ¿ya qué puedo perder?
verás es que no me va demasiado bien,
no te logré olvidar, ni lo intenté quizá
y me pongo a correr ¿ya qué puedo perder?
verás es que ya nadie me volvió a besar,
no te logré olvidar, ni lo intenté quizá

Y ahora ya te toca a ti acabar con esta historia
ahora ya te toca a ti decir las cosas,
pon un punto y final o bésame sin más.
Y ahora ya te toca a ti, ya no vale callar,
esta vez no volveré a perderte una vez más,
no me voy a marchar sin saber el final

Nunca se me dio demasiado bien poner las cartas sobre la mesa,
nunca se me dio, no, demasiado bien.
Y ahora nos volvemos a encontrar y me preguntas, que, que qué tal me va,
y yo ya no sé, ya no sé ni que contestar
CONCHITA, “NADA QUE PERDER”

Anuncios


Aquello que no eres capaz de aceptar es la única causa de tu sufrimiento
MIKE GEORGE


En el corazón de todas las crisis se esconde una gran oportunidad.


La fe consciente es libertad.
La fe instintiva, esclavitud.
Y la fe mecánica es locura.
La esperanza consciente es fuerza.
La esperanza emocional, cobardía.
Y la esperanza mecánica, es un mal.
El amor consciente llama al amor.
El amor emocional, a lo inesperado.
Y el amor mecánico, llama al odio.
GURDJIEFF


La tierra giró para acercarnos
giró sobre sí misma y en nosotros,
hasta juntarnos por fin en este sueño
como fue escrito en el Simposio.
Pasaron noches, nieves y solsticios;
pasó el tiempo en minutos y milenios.
Una carreta que iba para Nínive
llegó a Nebraska.
Un gallo cantó lejos del mundo,
en la previda a menos mil de nuestros padres.
La tierra giró musicalmente
llevándonos a bordo;
no cesó de girar un solo instante,
como si tanto amor, tanto milagro
sólo fuera un adagio hace mucho ya escrito
entre las partituras del Simposio.
EUGENIO MONTEJO

“Éste es mi contestador automático:
Para herir, simplemente, marque 1.
Para contar mentiras que me crea, marque 2.
Para las confesiones trasnochadas, marque 4.
Para interpretaciones literarias producto del alcohol, marque 6.
Para poemas, marque almohadilla.
Para cortar definitivamente la comunicación, no marque nada,
pero tampoco cuelgue, titubee en el teléfono (a ser posible durante varios meses)
hasta que note que voy abandonando el aparato a intervalos de tiempo cada vez mas largos.
No desespere.
Aguante.
Espere a que sea yo la que se rinda.
Le evitará cualquier remordimiento.
Gracias.”

Vanesa Pérez Sauquillo

Las heridas que no se ven son las más profundas.

SHAKESPEARE

Página siguiente »