abril 2011


Wassily Kandinsky, Rampant. 1934.
Colección Fundación María José Jove

Zacarías G. Velázquez, Manuela González Velázquez tocando el piano. S. XIX.
Fundación Lázaro Galdiano

Arte contemporáneo de la Fundación María José Jove en el Museo Lázaro Galdiano (Madrid). Del 7 de Abril al 20 de Junio de 2011.

Web oficial

Anuncios

“El viaje nunca es sencillo: siempre por asuntos externos, ajenos a nosotros, todo hay que decirlo. La vida tampoco lo es, ya lo sabemos. Pero es hermoso, muy hermoso, compartirla juntos. Dos en la carretera. A ratos, el viaje es melancólico como un domingo por la tarde (…) Casi siempre, divertido, lleno de momentos gloriosos por los que brindar, hay que tratar de ser positivos, que el ánimo y las ganas (por todo) no decaigan nunca. Nunca. Dos en la carretera. Contemplando la vida, dejándola pasar, riéndonos con ella, disfrutándola plenamente, resistiendo sus pulsos, sus extravagancias. El misterio del amor. No hay otro igual.”

Visto en este maravilloso blog

Vuelvo a encontrar mi azul
mi azul y el viento,
mi resplandor,
la luz indestructible
que yo siempre soñé para mi vida.

Aquí están mis rumores,
mis músicas dejadas,
mis palabras primeras mecidas de la espuma,
mi corazón naciendo antes de sus historias,
tranquilo mar, mar pura sin abismo.

Yo quisiera tal vez morir, morirme,
que es vivir más, en andas de este viento,
fortificar su azul, errante, con el hálito
de mi canción no dicha todavía.

Yo fui, yo fui el cantor de tanta transparencia
y puedo serlo aún, aunque sangrando
profundamente, vivamente herido,
lleno de tantos muertos que quisieran
revivir en mi voz, acompañándome.

Mas no quiero morir, morir aunque lo diga,
porque no muere el mar, aunque se muera.
Mi voz, mi canto, debe acompañaros
más allá, más allá de las edades.

He venido a vosotros para hablaros y veros,
arenales y costas sin fin que no conozco,
dunas de lavas negras,
palmares combatidos, hombre solos,
abrazados de mar y de volcanes.

Subterráneo temblor, irrumpiré hacia el cielo.
Siento que va a habitarme el fuego que os habita.

LANCELOTE. PRIMERA ESTROFA
A César Manrique, pastor de vientos y volcanes. Rafael Alberti.

Y yo lo leí en un blog amigo

Yoko, la pequeña Maiko totalmente artesana…
Gracias, cari…. 🙂

“Creo que me enamore de ella un poquito. ¿No es una tontería? Pero fue como si la conociera, como si fuera mi más antigua y más querida amiga. El tipo de persona al que puedes contarle todo, no importa lo malo que sea. Y aún así te amará, porque te conoce. Quería ir con ella. Quería que se percatase de mi existencia. Y dejó de andar. Bajo la luna, se detuvo. Y miró hacia nosotros. Miró hacia mi. Quizá estaba tratando de decirme algo. No lo sé. Probablemente ni siquiera sabía que yo estaba allí. Pero siempre la amaré. Toda mi vida”.

SANDMAN de Neil Gaiman.

Página siguiente »