julio 2010


Mi corazón se quisiera inmenso
como el cielo transparente, verde claro y sosegado

Las olas del océano, que se agitan turbulentas y después se calman
se parecen en verdad a este mundo nuestro

Un poco de polvo basta para atenuar
el brillo de una joya sin rasguño

Frente a este mundo tormentoso
mantengamos firme el corazón, como el pino enraizado en la roca

La honestidad del corazón humano
hacer llorar a los diablos

Un corazón honesto
no se avergüenza ante dioses que no puede ver

Asomado al corazón puro de algunas personas
deseo pulir más el espejo de mi propio corazón

El agua, que se adapta a cualquier forma de recipiente,
es capaz también de atravesar la roca

El Eco de la Cascada 125 poemas del Emperador Meiji Teleno Ediciones S.L.
Acuarela de Marion Thieme

El 29 de Septiembre en Sevilla y huelga general convocada en todo el país 😦

Afraid of everyone de The National

Cabo de San Vicente, Portugal

Página siguiente »